GO BACK
        TO MENU

        Si esta pareja ya nos cautivó con su boda imaginaros como fue la postboda.

        El sitio elegido no ha podido ser más ideal para volver a verles cómo marido y mujer: Rascafría.

        Ubicada en el Valle del Lozoya, al noroeste de Madrid, este lugar nos terminó mágico para continuar observando igual de radiantes a esta agradable pareja tanto por su circunstancia como

        A primera hora de la mañana nos movemos con nuestras cámaras, con los novios a este increíble paisaje.

        El primero de los sitios que escogimos con la pareja fue El Bosque Finlandés debido a que tiene un lago precioso y relajado con un muelle.

        La pareja, enfundada de nuevo con sus propios trajes de novios, nos dejaron unas fotos divertidas y románticas.

        La sesión siguió en la Cabaña del bosque de Rascafría donde los encuadres no podían ser superiores, rodeados de vegetación y con el lago de fondo, consiguieron dejarse llevar por

        la magia del lugar y, consecuentemente, tuvimos unas imágenes muy románticas y muy naturales por medio de la luz natural que se filtraba por medio de los árboles.

        Este informe finalizó con nuestra pareja paseando por los caminos que se abren sendero entre los inmensos árboles que tiene este increíble lugar, dejando unas fotos muy naturales donde la complicidad de los dos es el plato primordial de esta postboda.

        Para más adelante encontrar un pequeño camino que nos llevo al embalse de Lozoya, donde esperamos a que el sol se pusiese mientras disfrutábamos del entorno y de la pareja.