GO BACK
        TO MENU

        Cómo debe ser el vídeo de bodas perfecto

        Llevamos desde hace tiempo pensando en incluir el video en nuestros servicios y finalmente hemos decidido ampliarlos y poder entregaros un vídeos de bodas de calidad, y genuino, de acuerdo a las fotografias de The Sweet Days.

        ¿Existe el vídeo de bodas perfecto? La respuesta es sí. Y es que, aunque técnicamente no cumpla con todos los requisitos al 100%, si alcanza tus expectativas y se logra lo que tú y tu pareja queréis mostrar, no cabe duda de que hemos dado con la clave al máximo. 

        No obstante, todo profesional de los vídeos de boda tiene que conocer muy bien el sector para saber cómo dar a cada pareja de novios justo lo que piden y lo que necesitan. Para eso, se deben saber las fases de producción y los diversos elementos que no suelen faltar en estos montajes nupciales. 

        Video de bodas

        Las fases de la producción del vídeo de bodas

        Como todos los vídeos, en el caso de las bodas estas fases no varían. En total son tres, la de preproducción, la de producción y la de postproducción:

        1. Fase de preproducción: es la primera fase, en la que se planifica todo. En un vídeo de boda, se ha de saber el lugar en que se celebrará la unión, el salón de banquetes, los gustos de los novios, en qué zona quieren las tomas, si habrá algún tipo de acto o actividad especial… Es decir, se cuidará todo tipo de detalle.
        2. Fase de producción: es la fase que tiene lugar el día de la boda en sí. Para ello, el profesional estará preparado para captar todo detalle, desde la mañana en que los novios se preparan hasta los últimos coletazos de la fiesta. 
        3. Fase de postproducción: esta es la fase en que se edita y se monta todo el contenido del vídeo de la boda. Se preparan efectos, se añaden músicas y detalles, grafismos si fuera necesario, retoques de imagen, color y temperatura, etc. Es decir, se deja el vídeo perfectamente acabado. 

        Cómo grabar vídeos de boda creativos y perfectos

        Dicho esto, ¿qué se debería hacer para grabar un enlace que sea creativo, bonito y que coincida con el criterio y los gustos de los novios? Vamos a ver una serie de tipos de vídeos de bodas que, a nuestro juicio, son indispensables. 

        Lifestyle

        Este tipo de vídeo de boda está muy de moda. Pero ojo, no es el vídeo con el que se quedará la pareja una vez termine la ceremonia. Es más bien un material que se graba durante los días previos, añadiendo también fotografías y otros montajes de la pareja, de forma que pueda ser emitido durante los festejos para contar la historia de ambos, su vida en familia, sus amigos, cómo se conocieron, los viajes que hicieron…

        Este tipo de vídeo de bodas suele ser muy interesante, ya que resulta emotivo. El hecho de que buena parte de la familia y los amigos más íntimos se vean junto a los novios hace que se sientan más parte de la celebración y de la nueva vida de la pareja que se ha dado el sí quiero. 

        Highlights

        Un highlight es un vídeo que se asemeja a un tráiler. En el mismo, y durante un par de minutos, tres a lo sumo, la pareja se siente protagonista de su propia película, casi como si fuera parte de una producción de Hollywood. 

        En el mismo, se usan escenas de la boda desde diversos ángulos y se introducen elementos propios del tráiler para mostrar los momentos más importantes y emotivos, dando un toque cinematográfico con ritmo, efectos, música y todo lo necesario para ofrecer un vídeo de boda espectacular. 

        video de bodas

        Vídeo de boda documental

        Cuando pensamos en este vídeo de boda, unificamos elementos del vídeo tradicional con el documental. Para ello, se toman declaraciones de la pareja de recién casados, pero también los familiares y los más íntimos amigos y allegados. Luego, se prepara un montaje sorprendente y muy exclusivo. 

        Para enriquecer este tipo de vídeo, se pueden añadir otros elementos extraídos de los preparativos previos, las despedidas de soltero, las celebraciones y encuentros que tengan lugar antes de la celebración y el gran día, etc. 

        Vídeo reality

        Este tipo de vídeo es muy sencillo. Digamos que es el clásico material en el que el camarógrafo sigue todos los eventos y los filma, inmortalizando los momentos más especiales y dejando constancia de todos ellos, desde la ceremonia hasta la recepción, la celebración, el baile, etc. Luego, se realiza una edición clásica en la que se capta toda la esencia del enlace y cuanto fue significativo durante el día de las nupcias. Se añaden músicas atractivas y que combinen con la imagen y se entrega a los interesados para que tengan su recuerdo de boda. 

        Anota todos y cada uno de los detalles aportados para grabar un vídeo de bodas perfecto. Y recuerda, sea lo que sea lo que necesitas, podemos ofrecértelo. Contacta con nuestros expertos y disfruta de los mejores momentos del día más importante de tu vida cada vez que lo desees gracias a nuestro esfuerzo y dedicación por ti.

        Ahora que sabemos muchas claves sobre cómo debe ser el vídeo de bodas perfecto, solo hay que ponerse manos a la obra y si lo juntas con nuestra fotografía de bodas el resultado es un tándem perfecto.

        Escribidme! Estoy deseando conocer más detalles sobre vuestra historia!

        Aquí es donde comienza nuestra aventura, donde nuestras historias se juntan, no seáis tímidos y contarme todo sobre vosotros.

        La relación con vuestro fotógrafo debe de ser especial, voy a ser el profesional que más tiempo va a invertir en vuestra boda.

        Cuéntame tus ideas y expectativas¡¡¡