GO BACK
        TO MENU

        Un mago en la boda de la Fábrica de Tapices

        Nos casamos! ¡Aleluya! Con esta frase comenzaba una nueva etapa en la vida de Mónica y Juan, después de más de 11 años juntos se decidieron a dar el paso para comenzar una nueva parte juntos.

        ¿creéis en las casualidades?

        Todo comenzó en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, en la cual ellos eran estudiantes. Al comenzar su andadura profesional coincidieron en la primera etapa y, viniendo de la misma escuela, no quedaba más remedio que estrechar el vínculo que ésto crea. Fueron pasando los años, llegaron las bodas, los nacimientos, los bautizos y hasta correteos juntos.

        Después, siguieron pasando los años sin contacto entre los dos hasta que el destino quiso que se encontraran en unos grandes almacenes, donde el resultado del encuentro surgió una cena que sería el principio de esta relación

        A partir de ese momento Mónica y Juan han sido uña y carne, dando este gran paso en sus vidas. Para ellos era muy importante disfrutar de su día, no querían los típicos posados, ni perderse ningún momento. Y sinceramente fue una boda que disfrute muchísimo, por cómo son ellos y sus familiares, encantadores, el lugar escogido para la celebración, la impresionante entrada con leds, la actuación de magia por parte del novio, los bailes.

        Juanjo vistió el mismo traje con el que se casó su padre, y Mónica vestía con un precioso vestido de la firma Clara Brea que me chiflan sus diseños.

        La celebración en la Real Fábrica de Tapices

        Tanto a Mónica como a Juanjo, les encanta Madrid, los preciosos sitios que tiene y sobre todo les encanta descubrir rinconcitos nuevos, y es que parece mentira lo desconocida que es a veces nuestra ciudad. Como fotógrafo de bodas llevó la curiosidad en la sangre, y cuando me dijeron que habían escogido la Real Fábrica de Tapices me entusiasmo.

        La Real Fábrica de Tapices forma parte del pasado, presente y futuro de España. Esta institución se remonta ni más ni menos que a 1721, cuando Felipe V la fundó. Su creación estuvo totalmente condicionada por la época, como es lógico, entre los acontecimiento relevantes se encuentra la Guerra de Sucesión, la llegada de los Borbones, la pérdida de Flandes…

        Se realizan tanto eventos corporativos, como bodas, y tienen diferentes espacios y amplios salones todos ellos decorados con singulares  tapices. Además disponen de zonas ajardinadas donde poder servir el cocktail y disfrutar al aire libre.

        El Puchero de Plata fueron los encargados de servir el servicio de catering, que disponen de diferentes opciones de cocina, y llevan a sus espaldas más de 1500 bodas.

        Una boda mágica en un sitio ideal en pleno centro de Madrid, que podréis disfrutar en su reportaje.