Matadero es uno de esos sitios únicos, esos emplazamientos que tienen encanto

Jorge y Vero destacan por tener ese encanto, al poco de conocernos y tomarnos algo ya sabíamos que íbamos a hacer algo maravilloso juntos.

Para ello pasamos  una tarde de lo más amena y sobre todo esperamos a que el sol se pusiera para poder jugar con las preciosas luces y líneas que tiene Matadero.